Después de Uruguay, Canadá se ha convertido en el segundo país en legalizar la marihuana en el territorio, con la finalidad de mitigar la violencia y las adicciones, especialmente en las generaciones más jóvenes, así lo estableció el Primer Ministro, Justin Trudeau.

Pero esta situación también generó un boom de ventas, al grado de que no pudieron satisfacer la demanda de los canadienses. De tal modo, que en ciertas localidades se terminó el producto antes de lo previsto.

Aún no se tiene una suma en general de los que se vendió, pero se tiene registrado que se obtuvieron cerca de 500 mil dólares de venta en la provincia de Nueva Escocia, considerada una de las más pequeñas del país, dándonos una idea de que la venta de marihuana es y será un negocio prolífico para Canadá.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.