Los avances tecnológicos avanzan a pasos agigantados y un claro ejemplo de esto son los actuales robots, quienes cada vez tienen una apariencia más humana. Esto ha levantado cuestionamientos sobre que tanto pueden pensar por sí mismos e incluso si son capaces de sentir afecto o tener una conciencia.

Son muchas las disertaciones al respecto, pero es un hecho que en el futuro las máquinas inteligentes y su interacción social con los seres humanos irá en aumento. De tal manera que en la Universidad de Sevilla se está desarrollando inteligencia artificial que es capaz de reproducir emociones de manera sintética, para generar un vínculo más fuerte entre ambas existencias.

Este ha sido uno de los grandes objetivos de la comunidad científica. Ya veremos en un futuro como se desenvuelve este avance científico que seguramente revolucionará la relación del ser humano con la tecnología.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.