El gobierno y la comunidad religiosa de Argentina, ha demostrado su descontento luego de que un funcionario se atreviera a comer parte de una pieza de arte contemporáneo de la figura de Cristo, hecha pastel.

Las redes sociales estallaron en contra de Enrique Avogadro cuando fue difundido el video del político comiendo del pastel de la discordia. Varios argentinos comentaron de manera negativa esta pieza de arte de por los artistas Pool&Marianela, dos artistas del Rosario que suelen armar presentaciones polémicas de crítica a la religión, pues lo tomaron como una ofensa a la religión católica.

Tras las críticas y el repudio, Enrique Avogadro pidió disculpas a quien se hubiera ofendido por su conducta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.