Alrededor de las siete horas de este viernes, la policía de Denver fue notificada sobre un grafiti anti Trump en una de las paredes de la oficina de campaña de Donald Trump en ese estado, la cual fue vandalizada por uno o varios perpretadores llamando al candidato presidencial republicano “ladrón” y “pervertido”, que lo tiene bien merecido.

Este no es el primer caso de grafiti político que se registra en Denver durante la actual temporada electoral. A principios de año, un mural con la fotografía de Bernie Sanders fue marcado con las palabras “perdedor”, “vendido” y “traidor” después de apoyar a Hillary Clinton.

Leave a Reply

Your email address will not be published.