Según un reporte del diario Metro, una mujer de nombre Demi Sweeney, se volvió noticia en Reino Unido luego de que tomara la práctica decisión de ordenar comida a domicilio y gastar 13 libras (354 pesos),  pero no por hambre, sino por que un repartidor matara a una araña que encontró en su domicilio.

La joven de 22 años, que es estudiante de criminología, le dijo a diario Metro que vio a la araña por la mañana y trató de deshacerse de ella, incluso, buscando técnicas para deshacerse de ella en internet, sin embargo, optó por la salida más fácil, aunque más cara.

Tras pedir ayuda a sus amigos, y quienes se negaron a asistir en su auxilio, decidió que era momento de solucionar este problema: “Pedí una hamburguesa de filete [de KFC] con popcorn chicken y una Pepsi, pero no alcanzaba el costo mínimo para la entrega, así que agregué una galleta y el total llegó a 13 libras”, aclaró Sweeney.

Para la mala suerte de Demi, el repartidor que llevó sus alimentos, también le tenía miedo a las arañas, sin embargo, en un acto de valentía, decidió ayudar a la pobre joven en apuros. Sweeney admitió que era aracnofóbica desde hace mucho tiempo, y ha sufrido episodios de insomnio porque ha llegado a pensar “que una o varias arañas estaban en mi habitación en todo momento”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.