Evan Carroll y Sarah Illing se encontraban disfrutando de las playas del Caribe cuando fueron atacados por un tiburón.

La pareja se encontraba de luna de miel y Evan grababa bajo el agua a su esposa que disfrutaba de las azuladas aguas y observaba los bancos de peces, cuando un tiburón lanzó la mordida al brazo de Sarah.

La pareja de inmediato reaccionó y huyo del lugar. Según expertos este tiburón mide más de un metro y regularmente no es agresivo con los turistas.

0028753202

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.