La Fiscalía del Condado de Los Ángeles, Estados Unidos, reveló la tortura a la que fue sometido Anthony Ávalos, un niño de diez años que fue torturado por sus padres luego de decirles que le gustaban los hombres.

Según el documento de la Fiscalía, la madre del niño, Heather Barron, y su pareja, Kareem Leiva, lo encerraban por horas en un armario oscuro sin alimentos, le ponían salsa picante en la boca, lo obligaban a arrodillarse y quedarse parado en una esquina por mucho tiempo.

Al niño lo golpeaban con una correa, lo sujetaban de los pies para dejarlo caer de cabeza, le hacían cargar libros y objetos pesados sin moverse, lo quemaban con cigarros y lo incitaban a pelear con sus seis hermanos.

El pasado 20 de junio Anthony cayó inconsciente en su habitación, y lo dejaron ahí por mucho tiempo, sin recibir ningún tipo de atención médica. Cuando su madre lo llevó al hospital, el menor de 10 años ya había muerto.

En el hospital reportaron que el pequeño sufrió una hemorragia cerebral, además de presentar múltiples moretones en todo el cuerpo. Ahora, la madre y su pareja están espera de juicio, enfrentando acusaciones de asesinato y tortura.

Leave a Reply

Your email address will not be published.