El gobierno de México puso en vigor una nueva imposición de impuestos punitivos, en respuesta de los gravámenes que de forma unilateral impuso Trump en el aluminio y acero de México.

Los productos que se verán afectados son de origen animal y vegetal, como manzana, arandanos y queso, además los productos de acero de origen norteamericano enfrentaran tarifas de entre el 15% y 25%.

Esta guerra comercial había sido aplazada hasta mayo pasado cuando Estados unidos decidió eliminar la extensión de impuestos a sus aliados, como México, Canadá y la Union Europea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.