Aunque muchos mexicanos emprendieron el regreso a casa tras la eliminación de México en el Mundial de Rusia, Carlos Serrano y su hijo, también mexicanos, llegaron a aquél país con la esperanza de ver jugar a México la final de la copa del mundo.

Los mexicanos, quienes por motivos de trabajo residen en Costa Rica, dijeron que habían tomado la decisión de viajar al mundial para los partidos finales con la esperanza de ver al tricolor jugarse todo por la copa del mundo: “Queríamos ver un partido del mundial y queríamos arriesgarnos para ver si la selección llegaba hasta el final, y decidimos venir para cuando ya fueran las fases más interesantes, pensando que podría estar México, pero ya no. Esa era la intención porque si llegaba sería algo histórico”, compartió Carlos.

Será el próximo 15 de julio cuando dos equipos, aún por definirse, compitan por llevarse la copa del mundo a su país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.