Una de las bebidas más viejas y tradicionales en el mundo es el vino; sin embargo, depende la zona o región, para algunos es bueno y para otros es malo.

En los últimos años se ha demostrado que una dieta rica en polifenoles vegetales puede mejorar la salud y disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares. De este modo, tomado con moderación, el vino se convierte en una bebida muy beneficiosa.

Por cierto, el alcohol y ciertas sustancias en el vino tinto llamadas “antioxidantes” pueden ayudar a evitar una enfermedad de las arterias coronarias, la afección que provoca ataques cardíacos.

Por otro lado, organismos como la Asociación Americana del Corazón, o el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, recomiendan comenzar a beber alcohol para prevenir enfermedades cardíacas. El alcohol puede ser adictivo, e incluso pueden empeorar otros problemas de salud.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.