Un artículo publicado en “Annals of Internal Medicie” señala que tomar Té a una gran temperatura, puede contribuir en gran medida a que una persona tenga cáncer de esófago.

Dicha enfermedad se atribuye principalmente en las personas que beben alcohol y fuman. El tabaquismo y el consumo de alcohol, así como los compuestos químicos y los efectos térmicos adversos del té caliente, propician considerablemente la relación entre el consumo de té y el riesgo de cáncer.

De acuerdo a los autores del estudio, estos hallazgos sugieren que abstenerse del té caliente puede ser beneficioso para las personas que consumen alcohol en exceso o fuman.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.