En Xuchang, provincia de Henan, en China, una mujer aventó a sus dos hijos por la ventana del quinto piso de un edificio den llamas para salvarles la vida.

Al quedar el edificio en llamas, la mujer se dio cuenta que la única opción era salir por la ventana, por lo que se asomó, encontrando vecinos que se acercaban para ayudarlos, por lo que les arrojó mantas y almohadas.

Para salvar a sus hijos, los arrojó después de las mantas, y los vecinos pudieron atraparlos. Al final, los menores fueron trasladados a un hospital, junto a su madre.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.