El Papa Francisco pidió perdón por los niños afectados y por el dolor que padecieron por acoso sexual por parte de sacerdotes, esto por medio de una carta enviada a toda la comunidad católica del mundo.

“No mostramos ningún cuidado por los más pequeños, los abandonamos”, dijo el santo padre, ademas de asegurar que más de 300 sacerdotes cometieron dicho delito durante décadas en Pensilvania.

“Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión”, agregó.

 

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.