El Partido Comunista de China, en pleno siglo XXI ha decididó censurar el cristianismo en el país oriental. Al nivel de que cruces, biblias, muebles y objetos religiosos fueron quemados en algunas provincias del país y varias congregaciones han cerrado sus puertas.

Todo con la finalidad de que la sociedad china se apegue al oficialismo y ateísmo que se viene instaurando desde el siglo pasado. Conllevando a que varias personas hayan tenido que firmar papeles oficiales para renunciar a su fe. Una histórica prohibición en siglo XXI que no dejará de llamar nuestra atención.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.