Científicos australianos, encabezados por Tim Thomas y Anne Voss, hicieron un asombroso descubrimiento que después de casi diez años de investigaciones fue publicado en la revista Nature

Ellos, intentando comprender el desarrollo celular, descubrieron que podían frenar el crecimiento de células tumorales, bloqueando específicamente la acción de las proteínas KAT6A y KAT6B que se asocian con el cáncer.

Señalando que no mueren las células malignas pero si quedan suspendidas, eivtando su proliferación. De tal forma, sotienen que al estar en ese estado endeble, se puede encontrar la forma en que el sistema inmune las depure para que la enfermedad no se desarrolle y atente contra la vida de las personas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.