Hasta noviembre de 2015, Olga Sánchez Cordero fue ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, hoy fue propuesta por AMLO para dirigir la Secretaría de Gobernación, si es que el candidato de Morena gana la elección presidencial.

Aquí entra el análisis del periodista Pablo Hiriart, quien en su columna para el periódico El Financiero destacó la contrariedad en la que cayó Andrés Manuel con esa decisión, ya que tiempo atrás calificó de mafiosos y alcahuetes a los integrantes de la SCJN y hoy quiere a una de ellos en su gabinete.

¿A qué estará jugando el candidato de Morena? ¿Pensará que todo mundo tiene memoria a muy corto plazo? Hoy vemos una incongruencia más en su historial, como cuando acusaba a los militares de haber desaparecido a los normalistas de Ayotzinapa, y días después dijo que no era cierto y que los soldados estaban con él. Vaya complejos y enredos en lo que él mismo cae.

Leave a Reply

Your email address will not be published.