El sacerdote Fabricio Martínez, quien radica en Veracruz, es mejor conocido como el padre bombero y lleva apagando incendios desde hace cuatro años.

Este sacerdote ha decido ayudar a las personas de una forma diferente, fuera de la iglesia y se ha convertido en bombero para salvar vidas mientras en misa salva almas.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.