Una investigación del FBI descubrió un esquema de sorteos que presuntamente engañó a siete adultos mayores para estafarles 695,000 dólares, reveló el martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El fiscal federal en Brooklyn acusó a tres personas de fraude postal, fraude telefónico y conspiración.

Los fiscales sostienen que los delincuentes contactaban a las víctimas, por teléfono o a través de cartas, para notificarles que habían recibido un gran premio en un sorteo (hasta 3.5 millones de dólares). Y les pedían dinero mediante cheque o transferencia bancaria para cubrir cargos e impuestos. Los acusados ​​en ocasiones afirmaban que los sorteos eran realizados por el gobierno federal.

Por supuesto, nunca hubo tales sorteos, sólo tres presuntos estafadores listos para robar el dinero de sus víctimas.

Las cuentas bancarias y los apartados de correos usados en el esquema estaban domiciliados en los Hamptons y Manhattan, en Nueva York, dijo el gobierno.

El dinero era “retirado en efectivo” o “utilizado para pagar gastos personales, como boletos de avión”, detallaron las autoridades.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.