Ubicada en el municipio de Tumbalá en Chiapas, las cascadas de Agua Azul es una zona turística que tiene gran impacto ambiental en la zona, además de económico.

Hace tres días se secó la cascada La Golondrina, llamada así por que cada mañana acudían cientos de aves a ella además de 200 mil turistas anualmente. El presidente de la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul aseguró que en 41 años de operación jamás había pasado algo así, aun cuando fuera temporada de sequía.

Integrantes de la cooperativa creen que alguna falla geológica causada por el temblor del 7 de septiembre es la causa de la reducción del cauce ya que a partir del sismo el nivel del agua comenzó a bajar.

La golondrina alimentaba a la poza la licuadora, una parte importante para los pobladores de Agua Azul, ya que es de ahí donde se abastecen de agua.

 

whatsappimage2017-11-10at5.29.21pm

Cascada-620x330

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.