Apoyado por Reino Unido y Francia, Donald Trump lanzó una ofensiva en contra de Siria como represalia a un ataque químico atribuido al régimen de Bashar al-Assad.

Durante un mensaje emitido por Trump, advirtió sobre el bombardeo en contra de Siria haciendo un llamado a Rusia e Irán para que retiraran su apoyo al mandatario acusado. Por su parte, el gobierno sirio condenó el ataque y acusó a Estados Unidos de violar el derecho internacional al lanzar bombas al país durante un par de horas. El gobierno ruso también se manifestó ante lo sucedido y aseguró que la acción militar de los tres países no se quedará sin consecuencias.

El pentágono informó que la ofensiva ejecutada por Estados Unidos, Reino Unido y Francia en contra de Bashar al-Assad, fue a consecuencia de un ataque químico ocurrido el pasado 7 de abril donde murieron decenas de personas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.