Después de que Ninel Conde ganara la batalla legal en contra de Giovanni Medina por la custodia de su hijo, el empresario aseguró que seguiría luchando por obtener la custodia del niño ya que aseguraba que Conde era alcohólica e incluso la exhibió a través de su cuenta de Twitter en julio de 2017 donde publicó que su ex se encontraba en estado de ebriedad en un centro comercial.

Medina, padre del hijo menor de Ninel, acusó a la cantante de tener una adicción a las drogas por lo que el juez pidió que se le realizaran exámenes toxicológicos. La cantante declaró que los exámenes de anti doping que se le realizaron fueron manipulados por su ex esposo Giovanni Medina para quitarle la custodia de su hijo Emmanuel, por lo que planea proceder con una demanda penal contra quien resulte responsable.

Los abogados de Ninel le informaron que se habían encontrado rastros de cocaína en su sistema a lo que Conde respondió públicamente: “Lo que mis abogados y yo pensamos es que esto fue un acto desafortunado de corrupción. Ya estamos trabajando en la denuncia porque no voy a parar hasta que el responsable pague por la situación. Qué valor de quien haya aceptado modificar este dictamen, porque lo vamos a descubrir y habrá consecuencias. Giovanni es un monstruo, la justicia tiene que darse cuenta y tienen que ejercerse las leyes contra este señor que es un delincuente, debe de estar donde están los delincuentes”, aseguró en una entrevista telefónica.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.