En la localidad de Zhaotong, una mujer ató las manos de su hijo a un scooter para arrastrarlo por el asfalto.

Una persona que presenció tan indignante hecho intentó detener a la mujer, pero ella lo evitó y se justificó diciendo que el menor es muy travieso y esa era su manera de castigarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.