Smokey y Remus son dos perros que pasan la vida jugando, por eso cuando uno de ellos cayó al agua a sus dueños no les extrañó que ladrarán tanto.

Fue hasta que revisaron las cámaras de seguridad que se dieron cuenta que Smokey estuvo a nada de morir ahogado cuando no pudo salir de la alberca, pero su mejor amigo Remus saltó al agua para salvar a su amigo.

Afortunadamente lo logró y ambos siguen jugando juntos y Laurie, su humana nos compartió estas imágenes:

“¡Remus puede ser un cachorro loco, pero tiene un corazón de oro! Mi héroe!”

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.