El martes pasado, una niña de 13 años se ahorcó en su casa después de soportar semanas de acoso escolar; los padres de Rosalie Ávila encontraron notas que dejó su hija: “Lo siento, mamá y papá”.

La madre de la pequeña, declaró para la televisora NBC que no tenían sospechas de que Rosalie tuviera en mente quitarse la vida, aunque en los últimos dos meses notaron que su hija se había vuelto solitaria por lo que recurrieron a un consejero.

Sin embargo, no supieron de la magnitud del bullying que sufría hasta que compañeros de su escuela les mostraron, durante una vigilia en su honor, un video donde se ve como un grupo de jóvenes se burlaban de ella.

Freddie Ávila, padre de la niña informó que Rosalie fue declara con muerte cerebral el viernes pasado y decidieron mantenerla con vida asistida para poder donar sus órganos.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.