El día de ayer los diputados de Morena ofrecieron un trato a la ciudadanía: su voto a cambio de no pagar el aumento al impuesto del predial, el día de ayer pusieron un módulo afuera de Tesorería donde Marti Batres recordaba a los ciudadanos que ya vienen elecciones y Morena no cobrará estos recargos en 2018 y únicamente pagarían el monto de 2016 si es que ellos ganan.

Morena, al no tener la confianza de los capitalinos, está recurriendo a estos trucos para obtener votos, además que claramente están haciendo campaña antes de tiempo (raro en ellos), solo recordemos que del plato a la boca se cae la sopa y estas promesas pueden ser olvidadas en cualquier momento.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.