Una miembro de la comunidad tribal Adivasi, al sur de Asia, había desaparecido el pasado 24 de octubre. Lamentablemente a principios de semana su cuerpo apareció en un bosque cercano a su hogar, en Charaideo. De acuerdo con El Mundo Internacional, el cuerpo fue hallado con los brazos y la cabeza separados del tronco.

Las autoridades han arrestado a dos de los implicados, Hanuman Bhumij y Ariful Alil. Según las investigaciones “Bhumij acudió a un brujo para recuperar su teléfono móvil, y que en el momento se encuentran investigando las acusaciones que indican que la niña de 4 años fue secuestrada y sacrificada con la esperanza de recuperar el teléfono”. El supuesto hechicero y otro hombre permanecen prófugos.

Estos sacrificios suelen estar inspirados en la creencia de los practicantes de estas tradiciones, donde las mujeres y los niños suelen ser las víctimas más vulnerables.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.