El mariscal de campo Eli Manning tuvo una noche de 441 yardas y tres anotaciones para llevar a Gigantes de Nueva York (3-2) a un sufrido triunfo de 30-27 sobre San Francisco (1-4), en juego por la quinta semana de acción en la temporada 2015 de la NFL.
El menor de los Manning llevó a los neoyorquinos a un triunfo que los amarra en la cima de la División Este de la Conferencia Nacional, al ligar pases de anotación con Shane Vereen, de dos yardas en el segundo cuarto; con Odel Beckham Jr., de 17 en el tercero, y con el ala cerrada Larry Donnel, de 12 en el cuarto.
El pateador Josh Brown puso los otros nueve puntos, con goles de campo de 22, 41 y 24 yardas.
El primer cuarto transcurrió relativamente rápido, con dos equipos bien metidos en el juego y que intercambiaron goles de campo en las dos primeras series ofensivas, lo que ya vaticinaba un partido de muchos puntos.
San Francisco pegó primero, con el corredor Carlos Hyde y el mariscal de campo Colin Kaepernick alternándose para avanzar el balón, con lo cual llegaron hasta la yarda 25 del rival, desde donde Phil Dawson conectó gol de campo de 43 yardas.
Los neoyorquinos, no obstante, no querían quedarse atrás e incluso estuvieron a tres yardas de las diagonales, no obstante, la defensiva californiana se creció y forzó la entrada del pateador Josh Brown, quien emparejó los cartones 3-3 con patada de 22 yardas.
Los locales abrieron el segundo episodio a todo vapor, con una ofensiva que recorrió 81 yardas en 14 jugadas y 5:47 minutos y que culminó con el envío anotador de Manning para Vereen, quien dejó atrás al esquinero para capturar el ovoide justo sobre la línea de touchdown.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.