Eduardo Ojeda, de Santiago del Estereo, en Argentina, mató a su mujer en septiembre, confesando a la fiscal haberla asesinado en El Mojón, en el departamento Pellegrini, diciendo “la maté porque tenía fotos del amante en su WhatsApp. El 12 de septiembre llegué a casa. Mi mujer dormía en la pieza. Entré y la asfixié. Después llevé el cuerpo al baño”.

Llorando, contó a la fiscal que “ella me engañaba. Hace años que venía con eso. La perdoné, pero seguí así. Hasta llegó a poner la foto del amante en su perfil de WhatsApp. Se me reía en la cara. Días antes, ella me arañó en la cara porque le conté a su hermana lo que ella andaba haciendo”:

También relató que al llegar a casa él la vio durmiendo en el cuarto, y como él no pudo ahorcarse, se acercó a ella y la asfixió con las manos, luego, para que sus hijos no la vieran, la llevó al baño y le puso una soga en el cuello para que pareciera un suicidio.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.