Después de realizar una muy buena primera fase y de dejar tendidos a Cruz Azul, Atlas, Veracruz y Toluca, León y Chivas tendrán 90 minutos para definir al monarca de la Copa MX, un título que además de la gloria de saberse el mejor equipo del certamen, ofrece medio boleto para la Copa Libertadores, pues el ganador disputará la fase de reclasificación contra un equipo sudamericano por definir.

Los equipos dirigidos por Juan Antonio Pizzi y Matías Almeyda enfrentan diferentes escenarios, pues mientras León festejó hace un par de torneos la gloria de un bicampeonato de Liga, y en el actual campeonato están muy cerca de la zona de liguilla; los rojiblancos pelean por la permanencia en la Primera División y hace mucho que no levantan una copa en cualquier competencia, lo que sumado a su derrota del semestre pasado en la final copera vuelve para Chivas este duelo uno muy importante para aliviar el ayuno de triunfos a sus aficionados.

La visita para los tapatíos representa una dura prueba pues en este certamen, pero llegan con confianza pues permanecen invictos en calidad de visitantes en la Copa. La Fiera se mantiene invicta cuando juega como local, pues en sus hasta ahora cinco duelos, tres en primera fase y dos en rondas de eliminación directa, los guanajuatenses registran cuatro triunfos y apenas un empate, Chivas cuando jugó fuera de casa fue un equipo imbatible, al ganar a Zacatecas, Coras y Monarcas, por lo que se antoja un duelo muy parejo en el que ambos entrenadores irán con sus mejores hombres al campo.

Para Chivas ganar la Copa MX sería romper un ayuno de títulos que viene desde el Apertura 2006 cuando lograron el cetro de liga, y una revancha de la final de Copa MX del certamen pasado cuando cayeron ante Puebla, y en los últimos cinco años su tercera final, luego de que perdieron la de la Copa Libertadores 2010, la de Copa MX Clausura 2015, y quizá su única alegría en el semestre pues la liguilla aún se ve lejana.

 

 

CORTESÍA: PUBLISPORT

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.