El fin de semana pasado, un niño saltó al campo tras el silbido final del juego entre Málaga y Barcelona, consiguiendo un preciado regalo, pese a la oposición de la seguridad del inmueble, la playera de Messi.

Sin embargo, una vecina del menor denunció que la seguridad de la Rosaleda lo desojó del jersey y ahora pide que se lo devuelvan.

A través de Facebook, la mujer realizó una publicación en la que que denuncia el suceso y pide máxima difusión en redes sociales, con el fin de que el adolescente tenga de vuelta la camiseta.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.