Kenny Bachman, de 21 años, disfrutó de una fiesta en Virginia Occidental, de donde salió en estado alcohólico y solicitó un servicio a la plataforma de transporte.

El joven inconsciente dio al conductor la dirección de la casa de sus padres en lugar de la ubicación donde se alojaba y se quedó dormido.

Cuando despertó, se dio cuenta que iba con camino a Nueva Jersey, y había más de 480 kilómetros en Uber, por lo que el monto total del pago ascendió a los mil 635 dólares, cerca de 30 mil 774 pesos mexicanos.

Luego de su mala anécdota, Kenny aseguró a una emisora de radio que no es un “bebedor frecuente”, pero, ese día tomó más de 20 botellas de cerveza y varios tragos de Vodka.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.