Una joven llamada, Kate McClure, se quedó varada mientras conducía hacia Filadelfia por falta de gasolina en su vehículo. Johnny (un indigente) se acercó para decirle que se quedara en su auto y con los vidrios arriba pues estaba en una zona insegura.

Minutos después Johnny regresó con un bote de gasolina, gastó sus únicos 20 dólares para ayudar a la joven, ésta le agradeció su generosidad y días más tarde regresó, lo buscó y le pagó el dinero con el que la ayudó; además, le llevó ropa y comida.

Kate McClure y su pareja, Mark D’Amico hicieron una página web llamada GoFundMe, con la que contaron la historia y solicitaron donativos para Johnny, tras su buena acción. En total juntaron 28 mil dólares y se los dieron a Johnny.

Leave a Reply

Your email address will not be published.