El estudio, encargado por Zipcar, empresa de car-sharing o autos compartidos, reveló que casi el 40% de los jóvenes creen que la pérdida de su teléfono sería una dificultad mayor que la pérdida de su automovil. Mientras que más del 50% de las personas arriba de los 35 años creen que perder sus autos sería el aspecto más difícil de sus vidas.

Entre los años 50´s o 60´s, comprar un auto era muy importante, era el rito de iniciación en la vida adulta, el ícono de la libertad y la independencia. La compra que actualmente funciona como símbolo de independencia es el teléfono celular, las tabletas, las computadoras portátiles y los videojuegos dejando de lado, la adquisición de un coche.

Además, muchos jóvenes no tienen un auto, ya que el costo de tener uno, incluidos los seguros, gas y estacionamientos, están fuera de su alcance.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.