Con gestos como este, André-Pierre Gignac se sigue ganando la simpatía de los mexicanos. El delantero francés fue a un hospital para visitar al niño José Garza Cruz, quien padece cáncer en los huesos, para compartir experiencias y jugar videojuegos.

gignaccancer

El atacante de los Tigres ya había tenido un acercamiento con el pequeño y su familia, cuando los invitó en diciembre a la final de vuelta entre su equipo y los rayados de Monterrey. Incluso Gignac tomó ese día el trofeo y se lo llevó a José para que lo tocara.

gignac

Gignac podrá protestarle mucho a los árbitros, pero su futbol y gestos así con la gente, hacen que cualquiera lo reconozca y admire.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.