La empresa mexicana Composcan lleva a cabo un programa piloto en la Ciudad de México para producir energía eléctrica a partir de las heces de perros mediante el uso de un biodigestor, de acuerdo con Manufactura.com

En la capital del país radican alrededor de 2 millones de perros que generan alrededor de 700 toneladas diarias de heces, lo que significa un problema de salud, indicó el cofundador de la firma, Alfredo Cuesta Godoy.

La empresa se hará cargo de recolectar los desechos que se hayan depositado en los contenedores durante el transcurso del día para convertir el abono en energía eléctrica funcional, comentó Cuesta Godoy en entrevista para la Agencia Informativa del Conacyt.

De acuerdo con el proyecto, donde también participan Fernando Leyva Hernández y el diseñador industrial Eduardo Olivares Guevara, al fermentarse las heces, los residuos producen gas metano.

Vía: CNN

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.