Una pareja dejó a su perro encerrado mientras fueron de compras a un supermercado en Canadá y cuando regresaron a buscarlo se dieron cuenta que estaba haciendo un caos.

carro

El bóxer desesperado de llevar mucho tiempo en el auto comenzó a tocar el claxon para apurar a sus dueños y llamar la atención de los presentes.

“Al principio mi marido pensó que había una persona sentada en el asiento del conductor, tocando la bocina, pero a medida que se acercaba se dio cuenta de que era un perro”, reveló al Daily Mail Elisabeth Harmen, la dueña del perro.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.