Un can pasó por momentos desesperantes cuando su lengua quedó pegada en la tapa de una coladera cuando la temperatura en la ciudad de Vladivostok, Rusia, era de 15 grados bajo cero..

Afortunadamente, quienes pasaban por el lugar y se percataron de la situación decidieron ayudar al perro vertiendo agua sobre su lengua con el fin de despegarla; al final consiguieron liberar al pequeño peludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.