En el Hospital de la Guardia Nacional de Jeddah, en Arabia Saudita, tres enfermeras aplastaron, con su mano, la cabeza de un bebé recién nacido hasta deformarle su cara; por si fuera poco este acto lo grabaron y subieron el video en redes sociales.

Después de que esto se difundiera, causando molestia e indignación entre usuarios de redes sociales, las autoridades sanitarias de la región iniciaron una investigación para dar con las responsables y destituirlas de su cargo, además de quitarles sus licencias profesionales

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.