El día de ayer se aprobó la política migratoria de Donald Trump, premitiendo aplicar en su totalidad la tercera versión del veto migratorio dirigido a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana. Esta luz verde temporal dejará aplicar esta prohibición de viaje a los ciudadanos originarios de Chad, Irán, Libia, Siria, Yemen y Somalia. Según el gobierno de Trump esta medida servirá para proteger el territorio estadounidense y evitar acciones terroristas en el país.

Antes de esto, se aplicaba una versión reducida de esta tercera, pues solamente prohibía la entrada de ciudadanos de Corea del Norte y funcionarios gubernamentales del régimen de Nicolás Maduro.

En palabras de Lena Masri, directora nacional de litigación del Centro de Relaciones Musulmanes-Estadounidenses, esta desición “ignora las consecuencias humanas muy reales a ciudadanos estadounidenses y sus familias en el exterior”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.