La noche del miércoles el mexicano Rubén Ramírez Cárdenas recibió la inyección letal en Texas, después de que la Corte Suprema de Estados Unidos se negó a frenar su ejecución.

El originario de Guanajuato fue condenado a la pena de muerte por el asesinato, violación y secuestro de su prima Mayra Laguna, de 17 años, en febrero de 1997, en Texas.

Cabe señalar que la ejecución fue retrasada cuatro horas de acuerdo a la hora programada en lo que se examinaba la apelación.

Fue en punto de las 22:26 horas locales, cuando Rubén Cárdenas fue declarado oficialmente muerto, después de recibir la inyección letal.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.