Un grupo de científicos del Instituto Politécnico Nacional desarrolló un sustituto de piel para reducir el tiempo de curación y disminuir las cicatrices causadas por quemaduras o heridas que se complican a causa de la diabetes.

El producto se consigue a través de la extracción de colágeno de la piel de pollo, el cual es purificado y ayuda a desarrollar las sensaciones nerviosas como circulación de sangre.

Se busca que este año se comience a comercializar.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.