Los ‘freestylers’ Andrew Henderson y Melody Donchet decidieron dar un paso extremo a la hora de dominar el balón, por lo que utilizaron esféricos cubiertos en llamas.

Con ayuda de su asistente Joltter, emplearon 20 pelotas, quemaron 200 kilogramos de propano y se expusieron a temperaturas de hasta mil grados centígrados.

Aquí el resultado:

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.