El multimillonario chino que usa su fortuna personal para ayudar a financiar al rival nicaragüense del Canal de Panamá con un costo de 50 mil millones de dólares se ha estrellado contra la realidad más amarga de los mercados bursátiles en la segunda economía más grande del mundo.

El empresario de las telecomunicaciones, Wang Jing, de 42 años, era una de las 200 personas más ricas del mundo con 10 mil 200 millones de dólares en el pico máximo de los mercados chinos en junio, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Desde entonces, su patrimonio neto cayó hasta mil 100 millones de dólares.

Su caída del 84 por ciento hasta el momento en lo que va de 2015 es la peor registrada por el índice, que provee una clasificación diaria de las 400 personas más ricas del mundo. Ivan Glasenberg, el máximo responsable ejecutivo de Glencore Plc, con sede en Baar, Suiza, tuvo el segundo porcentaje de declinación, cayendo 66 por ciento hasta mil 800 millones de dólares.

Wang es dueño del 35 por ciento de la empresa cotizada en bolsa Beijing Xinwei Telecom Technology Group Co., que se desplomó junto con los mercados bursátiles de China. El fin de una limitación legal sobre 51 por ciento de sus acciones el 10 de septiembre desató una caída aún mayor que llevó a Xinwei a una derrumbe de 57 por ciento este año. Él prendó acciones de Xinwei valorizadas en 2 mil 400 millones de dólares en julio que fueron eliminadas del cálculo de su patrimonio neto.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.