Charlie Lagarde, una joven canadiense puede presumir ser la mujer con más suerte del mundo. Con tan sólo 18 años decidió comprar un boleto de lotería, el primero en su vida, sin imaginar que sería la afortunada ganadora del premio mayor.

La joven asistió a principios de semana, en compañía de sus padres, a recoger el premio, y ahí aseguró que quiere utilizarlos para estudiar fotografía pues es una de sus más grandes pasiones.

En plena celebración de su cumpleaños, Charlie festejó a lo grande con una botella de champaña, fue en ese instante cuando descubrió que había sido la afortunada ganadora del gran premio.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.