El FBI incluyó este jueves a Rafael Caro Quintero en la lista de los “10 fugitivos más buscados” por el secuestro y asesinato en 1985 del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena.

El ex capo de la droga cumplió una condena de 28 años de prisión hasta que en 2013 quedó en libertad, sin embargo, dos años después fue acusado nuevamente por el asesinato de Camarena y ha permanecido prófugo desde entonces.

Ésta es la primera vez que un fugitivo de la DEA se ha incluido en la lista del FBI de los “10 Fugitivos Más Buscados”. Además, mediante un comunicado el FBI calificó a Caro Quintero como un hombre “extremadamente peligroso” y advirtió que se encuentra armado.

El gobierno estadounidense ofrece como recompensa 20 millones de dólares por su captura.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.