El Senado de Brasil aprobó el proceso de destitución o ‘impeachment’ contra la presidenta Dilma Rousseff.

El juicio político sobre Rousseff será tratado por los senadores brasileños a partir de hoy y durante 180 días, en los que se discutirá si la mandataria alteró cuentas públicas a fin de pedir dinero a grandes bancos.

Durante el tiempo mencionado, el lugar de Rousseff será ocupado por el vicepresidente, Michel Temer, quien hasta hace poco era aliado político de la presidenta, luego de que esta lo acusara de “un traidor y el padre de los conspiradores”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.