El nuevo presidente ejecutivo de Volkswagen, Matthias Müller, advirtió el martes a su personal que se prepare para “masivos recortes” en respuesta al escándalo de emisiones de gases en vehículos diésel que ha afectado las acciones y la reputación de la compañía.

En declaraciones a sus empleados en la sede principal de Volkswagen en Wolfsburg, Müller, que reemplazó a Martin Winterkorn a fines del mes pasado, dijo que todos los planes de inversión de la compañía serán revisados y que se acelerará un actual programa de recorte de costos, advirtiendo que “esto no será fácil”.

Se trata de la primera vez que la empresa reconoce que la crisis sobre las emisiones de gases en autos de Volkswagen, que estremeció a toda la industria automotriz, podría llevar a un significativo recorte de empleos en la compañía, que emplea a casi 60,000 trabajadores en su fábrica principal, alrededor del 10 por ciento de su fuerza laboral global.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.