El panista, Ricardo Anaya, fue duramente criticado durante su gira por el Estado de Jalisco, esto tras el reciente trabajo de la revista Proceso donde lo involucra en presuntas triangulaciones financiera irregulares, ligando a una fundación suya.

De acuerdo con la documentación oficial que obtuvo el medio, Anaya recibió en 2016, en la cuenta bancaria de la fundación, un depósito de un millón 650 mil pesos del empresario Abraham Jaik Villarreal, dueño de JV Construcciones Civiles, con ese dinero adquirió un terreno donde construyó un edificio que ese mismo año vendió en 7 millones 854 mil pesos a la empresa Agacel Agregados y Asfaltos, copropiedad de Lorena Jiménez Salcedo, presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro.

Los asistentes reprocharon al precandidato del Frente Ciudadano con pancartas que decían “ratero”, “lacra” y “mentiroso”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.