El abogado Nabih al- Wahsh hizo declaraciones en un programa de televisión el 18 de octubre, que provocaron indignación entre los habitantes de Egipto.

El abogado afirmó en medios nacionales que era un deber nacional violar mujeres que usen jeans agujerados, lo que lo llevó a ser condenado a tres años de prisión.

La fiscalía lo inculpó por “incitación pública a quebrantar la ley” y perturbar el orden público”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.